La federación internacional de automovilismo ha anunciado que el campeonato del mundo de resistencia a partir del 2020 se incluirá la categoría hypercar. Lógicamente los hypercars tendrán limites, el principal es la limitación de presupuesto a un cuarto de los que actualmente se les permite a los LMP1. Las marcas tienen la libertad de diseño con el propósito de crear carros casi sobrenaturales.